El proyecto del Puerto Olímpico

El Puerto Olímpico de Barcelona ha iniciado un cambio basado en cuatro pilares que marcarán su recuperación por parte de la ciudadanía: un espacio de ciudad vivo para todo el mundo, la náutica, la economía azul y la gastronomía.

Panorámica del puerto

La reforma provisional del área de paseo constituirá una dignificación del espacio público del puerto y ofrecerá una nueva área de estancia y disfrute dentro de este ámbito de más de 10.000 m2 para las ciudadanas y los ciudadanos.

La gran transformación del puerto, que supondrá una inversión total de más de 40 millones de euros, se llevará a cabo durante los próximos seis años sin que ello implique detener su actividad cotidiana.

El Puerto Olímpico es una apuesta firme del Ayuntamiento de Barcelona para la transformación del litoral barcelonés, con la visión de que renazca como nuevo espacio de ciudad, se integre a la cotidianidad ciudadana y se convierta en lugar de referencia para el contacto del mar con la ciudad.  

 


Este cambio de paradigma está marcado por los siguientes pilares estratégicos:

 

Espacio de ciudad

Espacio de ciudad
Un puerto que se abrirá a la ciudad y donde se podrá disfrutar, trabajar, hacer deporte y vivir el mar; un espacio ganado para la ciudadanía que cambia su identidad y da un giro hacia usos más compartidos y cotidianos.

Náutica

Náutica.
Un puerto de divulgación náutica, de promoción deportiva y de disfrute para todos y todas.

Economía azul

Economía azul
Un nuevo polo de innovación, generación de actividad económica y empleo de calidad, y crecimiento económico, vinculado al mar y a la sostenibilidad medioambiental.

Gastronomía

Gastronomía
Propuesta gastronómica de calidad, próxima y mediterránea, en un sector económico relevante para la ciudad.

 

Estos cuatro pilares estratégicos para la recuperación del Puerto Olímpico vertebran toda su actividad de forma transversal, con los siguientes criterios:

 

Gestión pública

Gestión pública: orientada a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, desde una gestión puntera y con compromiso, cooperación, innovación, integridad y excelencia (según los objetivos de desarrollo sostenible de 2030).

 

Sostenibilidad

Sostenibilidad: Un puerto innovador en materia de gestión medioambiental y alineado con los objetivos de desarrollo sostenible de 2030.

 


El marco de referencia para este proceso de transformación, que culminará en un nuevo modelo de usos y actividades del puerto, es el Plan Director Estratégico del Puerto Olímpico. Este plan incorpora la nueva gestión pública iniciada en abril del 2020 por Barcelona de Servicios Municipales (B:SM) que, por encargo del Ayuntamiento de Barcelona, lleva a cabo la gestión, explotación, mantenimiento, adecuación y administración del puerto.

El puerto, un nuevo espacio urbano

El puerto, un nuevo espacio urbano donde se reconcilian el mar y la ciudad

Un objetivo fundamental del Plan Director Estratégico es lograr que el puerto se integre en la ciudad, que sea más accesible, más amable y con más zonas para el encuentro ciudadano y los usos sociales y cotidianos de la ciudad y, especialmente, del distrito de Sant Martí.

Las nuevas actuaciones pretenden crear espacios para el trabajo o para la práctica deportiva, pero también para el paseo, de manera que el puerto se convierta en un punto de encuentro, en un nuevo espacio de disfrute cotidiano para la ciudadanía y para las personas que visitan nuestra ciudad.

Para conseguir este objetivo es prioritario mejorar la accesibilidad al puerto, garantizar la permeabilidad del espacio con el barrio y generar una continuidad entre el puerto y la ciudad, eliminando barreras y desniveles. Por este motivo se creará un nuevo acceso que conectará la avenida del Litoral con la cota inferior del muelle de Mestral. Se ejecutará un nuevo acceso viario al puerto desde la avenida del Litoral y se mejorará la continuidad con el barrio de la Vila Olímpica y el parque del Puerto Olímpico.

 

Este proyecto se inicia este mismo otoño con la recuperación de los locales del muelle de Mestral, donde se ubicará este nuevo acceso, que está previsto que termine a principios del 2023 con una inversión total de 2,8 millones de euros.

 


Propuesta de nuevo acceso

Propuesta de nuevo acceso al Puerto Olímpico

En este mismo sentido, otras actuaciones importantes son la retirada de las terrazas del muelle de Mestral y la reforma de los muelles de Mestral y Gregal, que recuperarán 10.000 metros cuadrados para el paseo y la práctica del deporte.  


Para esta actuación era necesaria la retirada de los dos actuales cordones de 138 plazas de estacionamiento de vehículos para ganar espacio y convertir el puerto en un nuevo punto de encuentro social y familiar en Barcelona. La intervención se completará en el mes de diciembre de este mismo año y representará una inversión de 400.000 euros.

El puerto tiene que ofrecer seguridad. La rehabilitación del dique de abrigo es una de las actuaciones más importantes para garantizar la seguridad y está previsto que se inicie el próximo otoño.  Esta actuación prevé mejoras para garantizar la correcta funcionalidad del puerto, así como para solucionar los problemas de rebase que sufre la infraestructura. Se actuará para reforzar conjuntamente el dique de abrigo y los cuatro diques sumergidos que lo protegen por el lado del mar. Está previsto que las obras se inicien este otoño y tengan una duración aproximada de 18 meses y un presupuesto de 10,6 millones de euros.


 

Recepción

La náutica

Un puerto donde la náutica sea más accesible para todo el mundo y más sostenible. En este ámbito, la popularización de la náutica es uno de los pilares estratégicos del Puerto Olímpico. Las actuaciones van dirigidas a dar impulso a la náutica de ocio aplicando políticas tarifarias accesibles, priorizando las embarcaciones de menor eslora y con bonificaciones basadas en criterios de sostenibilidad. También se vela por la formación náutica, sin olvidar la náutica profesional y los deportes náuticos. Es precisamente en estos ámbitos donde se da un impulso al Centro Municipal de Vela y se refuerza su actividad iniciando en la navegación especialmente a niñas y niños y jóvenes, así como en la formación para la obtención de títulos reglamentarios para embarcaciones de ocio y en la realización de prácticas de navegación. Este impulso se materializa en la reforma del Centro Municipal de Vela del Instituto Barcelona Deportes, que podrá mejorar su servicio con nuevas instalaciones más modernas y adaptadas: gimnasio, vestuarios, aulas, hangares y resto de espacios necesarios para la práctica deportiva náutica. El proyecto total tendrá afectación en una superficie de casi 2.500 metros cuadrados y supondrá una inversión de 3,8 millones de euros.

 

Actividad diaria
Hangars

Economía azul

Un nuevo punto de actividad diaria, productiva, sostenible e innovadora que lo convierta en un puerto vivo.
 Otro de los pilares estratégicos del Puerto Olímpico es promover un nuevo modelo de usos y actividades centrados en la economía azul, entendida como una economía vinculada al mar, no contaminante, eficiente en el uso de recursos y basada en modelos de producción y consumo sostenibles, que mejoren el bienestar y la igualdad social, contribuyan al crecimiento económico y reduzcan significativamente los riesgos ambientales y la escasez ecológica.



Este nuevo polo, desarrollado junto con Barcelona Activa y enmarcado dentro del Plan Litoral, permitirá una actividad diaria productiva, sostenible e innovadora que lo convierta en un puerto vivo, abierto los 365 días del año, con actividades accesibles para todo el mundo y conectado con la ciudadanía, y que, al mismo tiempo, mejore el posicionamiento competitivo de la ciudad con la generación de 200 nuevos puestos de trabajo vinculados a este sector económico.



Los espacios que acogerán la economía azul son el muelle de Mestral y el dique de abrigo. Estos dos proyectos actualmente también se encuentran en fase de licitación para la redacción del proyecto y suponen una inversión de 4 millones de euros.



El primer paso tangible en esta dirección es la recuperación de los espacios ocupados por el ocio nocturno en el muelle de Mestral, con el fin de poder seguir con el calendario de transformación de los proyectos anteriormente mencionados.



Por otra parte, está en proceso de adjudicación el proyecto de rehabilitación integral de los locales y pañoles, así como la nueva urbanización del espacio del dique de abrigo, que se enmarca también dentro del pilar de impulso a la economía azul. En estos nuevos espacios rehabilitados se ubicará el resto de esta actividad, y en la parte central del dique estarán los pañoles para dar servicio de almacenaje a los amarristas. La urbanización del dique de abrigo generará una plataforma única en la cota de puerto, pero también más permeable gracias a la generación de dos nuevos accesos intermedios en el dique, que conectarán la zona de paseo de cota de ciudad con la cota de puerto. Entre la edificación y la urbanización del espacio, el ámbito del proyecto será de casi 9.500 metros cuadrados y se le destinará una inversión de 7 millones de euros.

La previsión para la ejecución de este conjunto de obras (rehabilitación de locales y pañoles, y el espacio de paseo de las cotas de ciudad y de puerto del nuevo dique de abrigo) es que se inicien a principios del 2022 y terminen a finales de ese mismo año.

 

Gastronomía

Gastronomía

Altavoz de nuestra cultura y manera de ser mediterráneas El cuarto pilar gira en torno a la oferta gastronómica del puerto, que desde sus inicios ha formado parte de la identidad de este equipamiento. Ahora quiere convertirse en un espacio donde se reúne la tradición y la innovación, un punto de encuentro y unión donde disfrutar de una dieta saludable con sabor mediterráneo. La gastronomía del muelle de Gregal mantiene la apuesta de un puerto en el que la cocina mediterránea, de proximidad y vinculada al mar, se convierta en motor de la actividad económica. En este sentido, la restauración continúa con su oferta, contribuye a que el puerto sea un espacio vivo y garantiza el empleo durante el periodo de transformación.

 


Como hemos mencionado, estos pilares estratégicos para la recuperación del Puerto Olímpico vertebran toda su actividad de forma transversal con los siguientes criterios:

Gestión pública
La incorporación de criterios de gestión pública aporta una visión en la que el eje es la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía, desde una gestión puntera con compromiso, integridad, cooperación, innovación y excelencia, y alineada con los objetivos de desarrollo sostenible 2030.

Se trata de una gestión próxima a la ciudadanía que garantiza la seguridad de personas e instalaciones, formula políticas de precios asequibles y más accesibles, y realiza una clara apuesta por la mejora, la conservación y el mantenimiento del patrimonio de la ciudad.

En la actual situación se ha llevado a cabo un esfuerzo para obtener las certificaciones Global Safe Site y Safe Tourism Certified, como actividad segura que cumple con todas las medidas preventivas para evitar la posible propagación de la COVID-19.  

Sostenibilidad
El Puerto Olímpico será un puerto innovador en la gestión medioambiental y estará en línea con algunos de los objetivos de desarrollo sostenible 2030, como, por ejemplo:

  • Residuo cero: disminución de la generación de residuos. Impulso de la recogida selectiva.
  • Cero emisiones: reducción del consumo energético y aprovechamiento de las energías renovables, en particular la solar.
  • Respeto por el medio ambiente: sostenibilidad de los materiales y minimización del impacto sobre el medio marino.
  • Más verde: dotación de verde para hacer de él un espacio más habitable.

 

 

Sostenibilidad
Sostenibilidad